PUBLICIDAD

En la mañana del jueves 28 de diciembre tuvo lugar en la Casa Consistorial una sesión del Pleno Extraordinaria y Urgente con el objetivo de aprobar un reconocimiento extrajudicial de crédito.

Una sesión que se convocó con menos de 24 horas de antelación y que contó con diversas ausencias en el Salón de Plenos, todas ellas relativas al Equipo de Gobierno de Sí Se Puede y EQUO, algo que provocó el desencuentro con la oposición.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Antes de la exposición y posterior votación, se presentó la urgencia de la convocatoria, algo que Antonio Romero, alcalde de la ciudad, expuso como “muy interesante el reconocer facturas que teníamos pendientes para aplicarlas en el presupuesto actual y que no tenga repercusión en los presupuestos futuros”.

Jesús Plaza, portavoz del Grupo Municipal Andalucista, expuso que su formación votaría en contra por la falta de tiempo con la que se había convocado esta sesión extraordinaria; a pesar de ello se aprobó por mayoría la urgencia del punto.

Una vez presentado el punto por parte de Romero, fue Elena Amaya del Grupo Municipal Socialista la primera en intervenir, también haciendo incidencia en lo prematuro de la convocatoria “sin poder estudiarlo ni trabajarlo, pero una vez más la responsabilidad política y la coherencia con el pueblo Puerto Real nos hace apoyarla”.

Amaya también apuntó que a pesar de ello, “solamente hay que ver que no ha tenido el apoyo ni del Equipo de Gobierno”, al no encontrarse varios miembros de la corporación en el Salón de Plenos.

“Nosotros no vamos apoyar nada que no hayamos leído, y cuya documentación se nos entregó con 17 horas de antelación”, volvió a apuntar Jesús Plaza, antes de un primer intento de votación que no llegó a producirse, solicitando el Grupo Municipal Socialista un receso en la sesión.

El Grupo Municipal Andalucista votó en contra de la propuesta de aprobación

A continuación, Amaya comentó que “aprobamos con anterioridad la urgencia, pero estamos viendo que se acaba de ir otro concejal del Salón de Plenos, por lo tanto no creemos que sea de vital importancia la aprobación de estas cuentas para el Equipo de Gobierno”, insistiendo en que no habían tenido tiempo de estudiar el expediente.

La concejala de Hacienda, Fátima Pontones, tomó la palabra para también “hacer mención a la responsabilidad, que aquí en el Pleno es de todos, como asumir la gestión que no hicieron en su legislatura”, aludiendo al Grupo Municipal Andalucista, lo que generó diversas reacciones entre la corporación.

“Hasta que la deuda no sea reconocida no se puede abonar, y así se va a quedar de nuevo en el cajón del olvido”, apuntó Pontones.

Elena Amaya quiso incidir de nuevo en la ausencia en el Salón de Plenos de los concejales del Equipo de Gobierno, “si esto no sale aprobado es porque ustedes lo han hecho mal, y si los proveedores no cobran es por vuestra culpa, porque estáis ausentes”.

“No solo los proveedores se resienten de esto, el propio Ayuntamiento tiene la necesidad de reconocer facturas en los propios ejercicios, y si no pasan a ser del ejercicio siguiente”, señalaba Romero en una nueva intervención; “a nadie le gusta convocar un Pleno por Urgencia, Extraordinario…pero entendemos que es la forma más sensata de aprobar todas las facturas que tenemos reconocidas; lo que no se reconozca este año tendrá que hacerse el siguiente, y el siguiente…claro que tenemos voluntad y claro que nos parece importante lo que traemos aquí”.

El Grupo Municipal Socialista e Izquierda Unida optaron por la abstención

Tras una nueva ronda de intervenciones entre Antonio Romero y Jesús Plaza, el punto no se aprobó, con los votos en contra del Grupo Municipal Andalucista y la abstención del Grupo Municipal Socialista e Izquierda Unida, llegando la sesión a su fin.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD